¿En qué consiste el control? ¿Cuál es el fundamento jurídico?


El control consiste en el grado de fiscalización más intenso que se puede ejercer sobre una sociedad que afronte una situación crítica de orden jurídico, contable y/o administrativo. La Superintendencia de Sociedades podrá ordenar a cualquier sociedad comercial no vigilada por otra superintendencia que se encuentra sometida a este grado de supervisión, la adopción de mecanismos que subsanen situaciones críticas de orden jurídico, contable y/o, administrativo.

Su fundamento jurídico se encuentra en el artículo 85 de la Ley 222 de 1995. Para mayor información, se recomienda consultar la Circular Básica Jurídica de la Superintendencia de Sociedades.