¿Qué es el plan de desmonte?


Es la posibilidad que tienen los sujetos intervenidos, de presentar un plan de pagos para devolver recursos a los afectados por la captación masiva e ilegal de dinero del público, que debe ser aprobado por la Superintendencia de Sociedades.