¿Fecha estimada de pago de los acreedores? ¿Cuándo me pagan?


El proceso de reorganización pretende a través de un acuerdo, preservar empresas viables y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos. Es precisamente el acuerdo de reorganización el que contempla la fórmula y plazos para el pago de las obligaciones a los acreedores.

Es así como luego de ser aprobados los proyectos, se tiene un pasivo cierto sobre el cual se presenta el acuerdo de reorganización, el cual tiene como fundamento las proyecciones financieras de la empresa. Este acuerdo, es un instrumento de naturaleza contractual solemne y compleja; es de formación sucesiva a instancias de una autoridad jurisdiccional, pero sin injerencia de ésta, pues debe ser negociado por el deudor con los acreedores, quienes a través del voto manifestarán si están de acuerdo o no con la fórmula de pago establecida.

Por otra parte, la Ley concursal no impone una forma precisa de cómo debe negociarse el acuerdo o cómo deben pagarse las obligaciones, esto es de la esfera negocial del deudor y al juez del concurso le corresponde verificar que dichas fórmulas cumplan los requisitos establecidos en la ley, como lo son los atinentes a la oportunidad en que debe presentarse, las mayorías con las que debe venir votado, su carácter general y no viole la prelación legal de créditos, entre otros, requisitos que son estudiados por el Despacho en esta audiencia.

Finalmente, se advierte que el artículo 40 de la Ley 1116 de 2006 establece que el acuerdo de reorganización es de obligatorio cumplimiento para el deudor y los acreedores, incluyendo a quienes no participaron en la negociación del acuerdo o no hayan consentido en este.