cabezote-SOCIEDADES-BIC

MODULO-1.png
modulo-2.png
BOTON-EMAIL-BIC


La figura de las Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo (BIC), fue creada por medio de la Ley 1901 de 2018 y reglamentada por el Decreto 2046 de 2019, con el propósito de generar importantes beneficios, alineados al logro de los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” acordados por todos los países miembros de las Naciones Unidas.

 

La Superintendencia de Sociedades en cumplimiento de su política de supervisión ha creado este espacio para poder compartir con sus supervisados el conocimiento adquirido a través sus experiencias, así como la comprensión teórica y práctica respecto a los temas objeto de su supervisión.
 
Esta figura, de la cual tenemos que recordar con orgullo, Colombia es pionera en América Latina, permite identificar a aquellas sociedades comerciales que busquen generar un impacto positivo a través de un modelo de gestión que contenga las siguientes dimensiones: modelo de negocio, gobierno corporativo, buenas prácticas laborales, ambientales y con la comunidad.


Este curso tendrá un carácter básico y teórico. Quien lo haga tendrá la oportunidad de consultar el material multimedia ofrecido por la Entidad. Así mismo, podrá poner en práctica los conocimientos adquiridos, al presentar un cuestionario evaluativo en línea.

Colombia avanza en la construcción de una economía más incluyente, que impulsa el emprendimiento y la equidad, a través de la creación de empresas con propósito, que están redefiniendo sus modelos de negocios para forjar paz en sus territorios y crear valor económico, social y ambiental, impactando favorablemente a la sociedad.
 
Cada vez son más las empresas colombianas que están incrementando su valor reputacional en el mercado, fidelizando a clientes y proveedores que se unen a este gran ecosistema empresarial que permite la transformación de sus realidades sociales y ambientales, con equidad y sostenibilidad. Para estas empresas, la condición BIC surge como una posibilidad de diferenciarse en el mercado y posicionarse como una empresa que hace bien, haciéndolo mejor.

La regulación existente faculta a la Superintendencia de Sociedades para que ejerza la supervisión pedagógica y de cumplimiento de este tipo de compañías, lo que implica el deber de corroborar que las empresas BIC, elaboren y presente los correspondientes reportes, en los cuales se puedan apreciar los avances de sus actividades y así mismo se atiendan los llamados en caso de incumplimiento de los supuestos que dieron lugar al reconocimiento del sello legal BIC.