Inicio de sesión
Logotipo Superintendencia de Sociedades
Logotipo de la Presidencia de la República
Logotipo Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
"Buenos Vientos" - Portafolio
Según la Superintendencia de Sociedades, los resultados del sector empresarial fueron positivos en el 2018 y muestran una perspectiva alentadora y muy favorable para este 2019.
FOTO SUPERINTENDENTE JUAN PABLO LIEVANO
Categoría: Economía
Fecha del artículo: 12/06/2019
 

Detrás de todas las turbulencias políticas de los últimos días y del eco de los remezones mercantiles de la guerra entre Estados Unidos y China, las cifras de la economía colombiana parecen ofrecer motivos para una calma después de la tormenta. Eso por lo menos se intuye del último informe sobre las 1.000 compañías más grandes de Colombia presentado por la Superintendencia de Sociedades, cuyas conclusiones le permiten al Superintendente Juan Pablo Liévano, ser optimista en lo que se refiere al futuro empresarial del país.


"En general –dice-, la economía muestra una recuperación y goza de buena salud, pues los resultados de las 1.000 compañías más grandes en el 2018 son mejores con relación al 2017". Los buenos vientos se reflejan en las cifras que el equipo de la Superintendencia analizó en el informe. Los activos de las 1.000 empresas más grandes totalizaron 986 billones de pesos, es decir, 10 billones más que el PIB del 2018, que se ubicó en 976 billones.


En total, se reportaron 680 billones en ingresos operacionales, lo que equivale al 70 por ciento del PIB, mientras que las ganancias alcanzaron 69 billones de pesos (7 por ciento del PIB). "Las ganancias de las empresas también aumentaron en 56 por ciento, al pasar de 44 billones de pesos en 2017 a 69 billones en el 2018", agrega el Superintendente.


En cuanto al estado de la situación financiera de las empresas, encontró que en los últimos tres años el patrimonio creció 6,1 por ciento, en promedio, y 0,3 por ciento en el 2018, y también el activo creció 5,9 por ciento, en promedio, y 3,8 por ciento en el 2018. Así mismo, la tasa de crecimiento del pasivo se redujo del 15,1 por ciento en el 2015 a 8 por ciento en el 2108.


"En general, las compañías están empleando más patrimonio (53 por ciento) que pasivo (47 por ciento) para sustentar sus activos", señala el funcionario.

De acuerdo con el informe, los ingresos operacionales crecieron 9,8 por ciento en promedio en los últimos tres años y un 13,3 por ciento en el 2018, y la utilidad (ganancia / pérdida) presenta una gran volatilidad en los últimos años, creciendo en promedio 122,2 por ciento en los últimos tres años y 56,9 por ciento en el 2018.

Según la Superintendencia, en la región Bogotá-Cundinamarca se domicilian 555 compañías, que aportan 63,4 por ciento (430, 8 billones de pesos) del total de ingresos operacionales. En Antioquia se encuentran 161 empresas que aportan 14,6 por ciento (99,1 billones) de ingresos operacionales.


Los activos de las empresas de Bogotá y Antioquia suman 804 billones de pesos y su patrimonio llega a 356 billones. Los macrosectores comercio y servicios aportan la mayoría de los ingresos operacionales: 194 y 174 billones, respectivamente. No obstante, la mayor rentabilidad por patrimonio y activos se presenta en el sector de minería e hidrocarburos: 19 por ciento y 16,8 por ciento, respectivamente. El sector servicios es el más grande por activos, con 383 billones de pesos y presenta el margen más alto: por cada 100 pesos de ingresos, obtiene 18 en ganancias.


El Superintendente también hace notar que la rentabilidad empresarial ha crecido en los últimos años, hecho que demuestra un horizonte despejado. Según el informe, el margen neto ha sido de 8,4 por ciento en promedio en los últimos tres años y cerró el 2018 en 10,1 por ciento. "Esto significa que, en el consolidado, por cada 100 de ingresos se obtienen 10 de ganancia", explica.


A su vez, las pérdidas reportadas se ubicaron en 7,2 billones de pesos en el 2018, lo cual significó una reducción de 2,6 billones entre el 2017 y 2018. También se redujo en 16 el número de empresas que las declaran, al pasar de 209 en 2017 a 193 en 2018. A pesar del optimismo que muestran estos números, el Superintendente advierte, sin embargo, que "hay que seguir trabajando y apoyando al sector empresarial para contar con 'más empresa, más empleo' y con empresas competitivas, productivas y perdurables". Y es que, según el estudio, del total de 768.775 sociedades registradas en el 2018, 488.879 eran activas, es decir, el 63,6 por ciento, pero 279.896 estaban en liquidación.


"Tenemos que hacer un pacto por el emprendimiento, la productividad y la competitividad para que las empresas pequeñas se vuelvan medianas y las medianas grandes", concluye el funcionario.


IMAGEN REVISTA PORTAFOLIO.jpg