Inicio de sesión
Logotipo Superintendencia de Sociedades
Logotipo de la Presidencia de la República
Logotipo Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
SuperSociedades sanciona al representante del Cúcuta Deportivo
La decisión se da luego de reiterados incumplimientos a las órdenes dadas por la Superintendencia de Sociedades.

​Foto: Superintendencia de Sociedades

Categoría: Sociedad
Fecha del artículo: 23/11/2016
 
—  La ley de insolvencia es clara respecto al cumplimiento de las órdenes del juez del concurso, de tal forma, que la conducta puede ser sancionada en ejercicio de la facultad asignada por ley.

Bogotá, 23 de noviembre de 2016 (SS). La Superintendencia de Sociedades en audiencia pública transmitida en directo por internet sancionó con cuatro salarios mínimos legales mensuales vigentes al representante del Cúcuta Deportivo.

Documentos que reposan en el expediente, advierten del reiterado incumplimiento de la sociedad a las órdenes dadas por la Superintendencia de Sociedades.

“El pasado 25 de octubre de 2016, mediante auto 400-016455, la Superintendencia de Sociedades requirió al Cúcuta para normalizar las obligaciones incumplidas denunciadas por varios acreedores correspondientes a obligaciones del acuerdo y a gastos de administración”, explicó el superintendente, Francisco Reyes Villamizar.

Incluso, agregan los documentos, se registra falta de remisión de los comprobantes de egreso o consignaciones realizadas a algunos de los acreedores.

“La ley de insolvencia es clara respecto al cumplimiento de las órdenes del juez del concurso, de tal forma, que la conducta puede ser sancionada en ejercicio de la facultad asignada por la ley”, aseguró la juez durante la audiencia.

El Cúcuta Deportivo fue admitido en reorganización el 24 de febrero de 2012 y el acuerdo fue confirmado el 22 de mayo de 2013, con pasivos cercanos a los $13.000 millones.

Respecto del tema el Superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, ha señalado que el proceso de reorganización pretende a través de un acuerdo, preservar empresas viables y normalizar sus relaciones comerciales y crediticias, mediante su reestructuración operacional, administrativa, de activos o pasivos.

(fin)