Inicio de sesión
Logotipo Superintendencia de Sociedades
Logotipo de la Presidencia de la República
Logotipo Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
SuperSociedades convoca a audiencia de confirmación del acuerdo de cuatro sociedades de CDO
Se llevarán a cabo, de manera simultánea, las audiencias de Inversiones Acuarela CDO, Bepamar CDO, Vifasa CDO y Calamar CDO.

​Foto: Superintendencia de Sociedades

Categoría: Sociedad
Fecha del artículo: 16/06/2016
 
- Estas sociedades fueron admitidas en reorganización en junio de 2014, con el propósito de proteger el crédito y recuperar y conservar los activos de las empresas frente a las reclamaciones de los acreedores.

Bogotá, 16 de junio de 2016 (SS). La Superintendencia de Sociedades convocó para los próximos seis y siete de julio de 2016, las audiencias de confirmación de los acuerdos de reorganización de Inversiones Acuarela CDO, Bepamar CDO, Vifasa CDO y Calamar CDO.

Las audiencias serán transmitidas vía streaming a partir de las nueve de la mañana y se llevarán a cabo en la Sala de Audiencias 1, ubicada en la Avenida El dorado 51 – 80 de la sede principal de la entidad, en conexión con la Intendencia Regional de Medellín.

El promotor de las sociedades, Alonso Sanín Fonnegra, deberá remitir previamente y en medio magnético, el acuerdo de reorganización, con el fin de realizar, en la misma audiencia, las modificaciones a que haya lugar.

El superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, recordó que en un proceso de reorganización, el orden de calificación y graduación de créditos es el siguiente:

Primera clase: laborales, fiscales, parafiscales

Segunda clase: Prendarios: Garantía sobre bienes muebles. Promitentes compradores de vivienda. Fiducia

Tercera clase: Hipotecarios: Garantía sobre bienes inmuebles. Fiducia

Cuarta clase: Proveedores de materias primas o insumos necesarios para la producción o transformación de bienes o para la prestación de servicios.

Quinta clase: Quirografarios

Estas sociedades fueron admitidas en reorganización en junio de 2014, con el propósito de proteger el crédito y recuperar y conservar los activos de las empresas frente a las reclamaciones de los acreedores.