Inicio de sesión
Logotipo Superintendencia de Sociedades
Logotipo de la Presidencia de la República
Logotipo Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
Nueva Delegada para Procedimientos Mercantiles
A​nte el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, se posesionó la Delegada para Procedimientos Mercantiles, Mónica Rodríguez.

​Foto: Superintendencia de Sociedades

Categoría: Sociedad
Fecha del artículo: 26/08/2016
 

Bogotá, 26 de agosto de 2016 (SS). Ante el superintendente de Sociedades, Francisco Reyes Villamizar, se posesionó la Delegada para Procedimientos Mercantiles, Mónica Rodríguez.

Rodríguez  es abogada, especialista en Derecho de Economía y de Ciencias Sociales de París, Master en Derecho del mismo claustro y en leyes de la Universidad de Nueva York. Rodríguez es candidata a doctora de la Universidad de París.

La Delegatura para Procedimientos Mercantiles recoge algunas de las principales funciones jurisdiccionales de la Superintendencia de Sociedades.

En la Delegatura funciona la primera corte especializada en América Latina para la resolución de conflictos societarios.

Para el efecto, la Delegatura cuenta con amplias facultades para conocer acerca de diversos asuntos, incluidos contratos de compraventa de acciones, acuerdos de accionistas, disputas en procesos de fusión y escisión, acciones de desestimación de la personalidad jurídica y toda clase de discrepancias de naturaleza societaria. Estas funciones están a cargo del Grupo de Jurisdicción Societaria.

La Delegatura también opera el Centro de Conciliación y Arbitraje Societario de la Superintendencia de Sociedades. El Centro ofrece, de una parte, servicios gratuitos de conciliación, a cargo de funcionarios con amplia experiencia en la resolución de conflictos societarios. De otra parte, el Centro cuenta con una selecta lista de árbitros, entre quienes se encuentran algunos de los principales expertos del país en diversas materias de naturaleza mercantil.

Los diferentes foros especializados a cargo de la Delegatura buscan resolver, de manera técnica y expedita, las desavenencias que puedan surgir entre los empresarios que operan en el país.