Inicio de sesión
Logotipo Superintendencia de Sociedades
Logotipo de la Presidencia de la República
Logotipo Ministerio de Comercio, Industria y Turismo
Colombia ha logrado consolidar un sólido sistema de reorganización y liquidación empresaria
En 10 años Colombia logró construir un Régimen de Insolvencia capaz de conciliar las necesidades de acreedores y deudores además de afrontar retos como la intervención por captación ilegal

​Foto: Superintendencia de Sociedades

Categoría: Sociedad
Fecha del artículo: 25/11/2016
 
Bogotá, 25 de noviembre de 2016 (SS).En 10 años Colombia logró construir un Régimen de Insolvencia capaz de conciliar las necesidades de acreedores y deudores. De la mano con este importante resultado, la Superintendencia de Sociedades está poniendo freno a temas como la captación ilegal de recursos. Esas son las principales conclusiones del foro con el que la Superintendencia de Sociedades conmemoró la primera década de la Ley 1116.
 
De acuerdo con cifras del Banco Mundial mientras América Latina y el Caribe recuperan 31 centavos por dólar en los procesos de insolvencia, Colombia logra recuperar 69,4.
 
“Entre los avances de la ley en estos años está la inclusión de herramientas como las garantías mobiliarias, la adjudicación adicional y el decreto 2130 de 2015 donde hemos mejorado sustancialmente la elección de auxiliares de la justicia", resaltó el superintendente Francisco Reyes Villamizar durante su intervención.
 
Por su parte el delegado para Procedimientos de Insolvencia, Nicolás Polanía, aseguró que el desarrollo de la ley continúa y el siguiente paso está en un decreto en trámite que permitirá mejorar la transparencia y la eficiencia.
 
Entre otras cosas, la norma permitirá agilizar el trabajo del despacho y de los auxiliares de justicia a través del uso de formatos estandarizados lo cual ayudará también a explotar la información disponible mediante técnicas de minería de datos y big data.
 
Reflexiones académicas
 
La exposición de Aurelio Gurrea, invitado internacional, se centró en reflexionar respecto la importancia de los procesos de reorganización empresarial. Una buena decisión en este frente puede además de beneficiar a la economía, dar un nuevo impulso a la conservación de las empresas como unidades productivas fuentes generadoras de empleo, explicó el experto.
 
"La reorganización solo tiene sentido si la empresa es viable y si lo es bajo la administración de personas competentes. Si los administradores no son competentes o el negocio no es viable lo mejor es liquidar", resaltó Gurrea.
 
En ese sentido el académico invitó a reflexionar si una compañía vale más viva que en liquidación para los acreedores a la hora de decidir qué hacer con ella.
 
Por su parte el profesor Juan José Rodríguez llamó a los empresarios a acudir a tiempo al régimen de insolvencia. En su concepto las reorganizaciones y/o liquidaciones que comienzan antes de que estalle una crisis, hacen menos daño a los acreedores y generan mejores resultados al final del proceso.
 
Rodríguez también llamó la atención a los acreedores a quienes sugirió usar las herramientas de la Ley 1116 con más entusiasmo a la hora de defender sus derechos.